Planes de San Valentín en Londres (con o sin pareja)

Aceptamos que San Valentín es un invento comercial. Venga, aceptamos también la frase de certamen de belleza que nos recuerda que el amor se celebra todos los días. Y si, vale, puede que más de la mitad de los que estén leyendo esto estén solteros y ni siquiera sepan porque han hecho clic en esta pastelada. Pero, un momento. Estamos en Londres y aquí cualquier excusa es buena para salir de casa y celebrar. Disfrutemos de estos planes y descuentos con el amor de nuestra vida, con amigos o con nuestra primera cita de Tinder. ¿Es que acaso eso importa?

12471881_176505276043424_5729893411248298714_o

Shoreditch Stupid Cupid

Si Cupido levantará la cabeza…igual hasta se inscribía  de forma anónima en su propia anti­ fiesta. Si te apuntas al “crown pub” o ruta de bares  por 12 libras tendrás acceso a cinco de los mejores bares de Shoreditch y descuentos en bebidas toda la noche. El planazo promete. Echa un vistazo aquí.

 

Bajo la luz de las estrellas en Greenwich

Un año más, no hay evento que pueda competir con lo que ofrece el Observatorio Real de Greenwich. Básicamente, estrellas a través de un telescopio de estilo victoriano de 18 toneladas. Todo ello en el meridiano más famoso del mundo. Ah, y copa de champán en mano.​ Para más información visita ​Royal Observatory​.

 

El semáforo en el Soho 

Sí, lo siento. De verdad que lo siento. El semáforo de toda la vida es un clásico que no puede faltar. No hay mucho que explicar; rojo, amarillo y verde según tu estado de disponibilidad o mejor dicho según tu estado de ánimo en la noche en cuestión. ​Música Commercial/Pop, Funk & Soul, Hip Hop/RnB, House Music y descuentos en bebidas. Más info en Thirst bar​.

 

Música de cine en Barbican

Titanic, Shakespeare in Love, Lo que el viento se llevó, Love actually o Romeo y Julieta cuentan con las bandas sonoras más románticos de todos los tiempos. Si encima las canciones son interpretadas por la orquesta sinfónica de Londres el resultado es aún más espectacular. El concierto tiene lugar en el Barbican,​ un centro cultural más que interesante. Si no tienes ninguna gana de embriagarte de amor, puedes pasarte por el ​ciclo de cine ​“Mi San Valentín torcido” o  mejor aún, por cualquiera de sus exposiciones.

 

National Gallery viernes noche: Especial San Valentín 

Los visitantes pueden disfrutar de una noche inspirada en el amor y el romance, probar afrodisiacos históricos, asistir a conciertos de jazz  y  hasta participar en  bailes cortesanos. No os perdáis la última apertura de noche de la muestra  “Visiones del paraíso” de Botticini. La entrada es gratuita. Puedes verlo aquí.

 

Club de la Comedia en Covent Garden

Dicen que reír en pareja es tan íntimo como practicar sexo. Todos a hacer el humor. ​Todavía estáis a tiempo de reservar un par de entradas para la noche especial de San Valentín en el Club de la comedia de Covent Garden.  Hay un descuento con entradas VIP  y hasta un  DJ que toca funky house. Eso sí, todo es rojo, muy rojo y repleto de globos. Más aquí

 

Cóctel de chocolate para principiantes

Los amantes del chocolate y/o de los cócteles (esto es el 90% de la población)  están de suerte. Aún pueden y deben registrarse en la clase magistral de San Valentín dirigido por un experto en la coctelería del bar Barts. Después de la clase nada mejor que relajarse con un cóctel de champán a la luz de las velas. Más información en su​ web.

 

Columbia Road Market

Para los que no quieren complicarse mucho la vida, un plan barato y agradable es pasear por el Columbia Road Market.​ En sus callecitas uno puede comprar (o mirar) flores de todo tipo y pararse a tomar el té o lo que se le antoje en una de sus cafeterías . La zona está repleta de librerías de segunda mano, tiendas vintage, y galerías de arte. Mejor ir pronto que se llena mucho. En la sencillez está el gusto.

Este post es obra original de Cristina Belda.

Cristina Belda

Periodista y a tiempo parcial indeterminado se dedica a descubrir esas pequeños placeres que #Londres le ofrece. Mantiene una relación amor-odio con la ciudad, de esas que van desde la euforia al sinsabor. Aunque siempre le acaba ganando la euforia. Encuéntrala en Twitter @belda_font 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *