Winter Wonderland: el parque temático navideño de moda en Londres

Londres es una ciudad muy animada en todas las épocas del año, pero especialmente en Navidad. Desde comienzos de noviembre se suman a la agenda londinense numerosas actividades de carácter navideño, desde mercados y espectáculos hasta luces y decoración, pasando por una gran diversidad de opciones de regalos originales.

Con este artículo os quiero acercar uno de los eventos más famosos que tiene lugar en la ciudad en torno a toda la festividad navideña: El Winter Worderland. Este impresionante mercado, una de las grandes ferias navideñas de Europa, tiene lugar en Hyde Park desde el 22 de noviembre hasta el 6 de enero.

Te guste o no el ambiente navideño te animo a que lo visites puesto que hay acontecimientos para todos los gustos y edades. La mayor ventaja es que el acceso es gratuito, por lo tanto, si lo único que quieres es ver el ambiente no estarás obligado a gastar ni una libra. Para ver los espectáculos, montar en las atracciones de feria o patinar en su espectacular pista de hielo lleva la cartera contigo y programa tu visita comprando las entradas por adelantado. Otra de las ventajas es que su horario es muy amplio (de 10:00 a 22:00), por ello, se acopla  fácilmente a todos los planes. Sólo cierra el día de Navidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Hyde Park Winter Wonderland (@hydeparkwinterwonderland) el

Todo lo que descubrí durante mi visita

¿Cómo llegar? La mejor manera de acceder al centro de Londres es a través del metro. Aunque este sea más caro que los autobuses, evitas el ajetreado tráfico de la ciudad. Las estaciones de metro más cercanas a la feria son Hyde Park Corner y Knightsbridge, ambas pertenecientes a Piccadilly Line. Para las líneas Jubilee y Victoria te recomiendo bajarte en Green Park. Tendrás que andar unos 7 minutos hasta Hyde Park, no obstante, el paseo por Green Park merece la pena. Por último, si utilizas la Central Line, tu parada es Marble Ardh.

Todo el mundo dice que el mejor acceso a Winter Wonderland es el situado en Hyde Park Corner por sus vistas. Este, también, es el más atestado por su cercanía a las principales paradas de metro. Yo evité todo el tiempo de espera y me dirigí hacia la Green Gate, donde las vistas del ambiente navideño tampoco dejan nada que desear. La ambientación del parque está cuidada por todo el recinto y antes de pensar en las vistas, yo meditaría qué es lo que primero que quieres hacer dentro de la feria. Si es comer, dirígete a la Green Gate; si vas con niños las mejores son la Purple Gate y la Gold Gate; por último, si tienes entradas anticipadas para alguno de los espectáculos busca dónde esta situado en el mapa de la página oficial y accede por la entrada que más te convenga. Eso sí, para disfrutar de la verdadera esencia de Winter Wordeland ve al anochecer. Visitarlo a partir de las 4 de la tarde tiene mucho más encanto que hacerlo por la mañana.

Dentro de la feria se sitúa uno de los mercados navideños más grandes de la ciudad: el Angels Christmas Market. Está compuesto de más de 200 puestos decorados hasta el más mínimo detalle. Aun así, la variedad de artículos no es tan grande como cabría esperar. Además, muchos de los puestos están repetidos. Si lo que buscas es comprar un regalo, puedes aprovechar tu visita a Winter Worderland para hacerlo, pero si tienes tiempo, te recomiendo que lo busques en otro de los muchos mercados o pequeñas tiendas de la ciudad que, sin duda, ofrecen una mayor variedad y originalidad de productos. Winter Worderland tiene su encanto por el ambiente y la decoración en su conjunto, pero no en especial por su mercado navideño.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Hyde Park Winter Wonderland (@hydeparkwinterwonderland) el

Si quieres pasar un buen rato la Green Zone está repleta de juegos de azar y tómbolas. Yo, sin participar en ninguna de ellas, disfruté con la gente que está dispuesta a invertir su dinero en ello. Pude observar, como era de esperar, que nada era tan fácil como parecía. Por eso, te animo a que inviertas tu dinero en comida. Puedes comer dentro de los restaurantes alojados en cabañas de madera perfectamente ambientados y con calefacción. Si prefieres algo más económico la feria está repleta de puestos de comida. Si algo caracteriza a Londres es la multiculturalidad gastronómica que recogen sus mercados. En este caso, dentro de Winter Wonderland destaca la comida y cerveza alemana. A pesar de ello, te animo a que busques un puesto que sirva Mulled Wine, una bebida caliente típica en las navidades británicas y la combines con un Mince Pies, un dulce típico navideño, también británico. Disfruta de todo ello cerca de alguno de los escenarios repartidos por la zona dónde habitualmente hay música en directo. Si tienes suerte como yo, podrás disfrutar de un verdadero ambiente navideño acompañado de canciones tradicionales cantadas a tu alrededor por los británicos que asisten a la feria año tras año.

Si prefieres un plan menos tradicional y con algo más de espectáculo también lo encontrarás en la feria. Visita el espectáculo de patinaje sobre hielo, el circo ambulante, el recorrido para visitar las esculturas de hielo, la experiencia cinematográfica de Snowman o patina en la mayor pista de patinaje sobre hielo de todo Reino Unido. Todas estas actividades tienen un precio que ronda las £12 en horario estándar, £7 en off peak y £15 en peak. Existen descuentos para los niños entre dos y doce años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *