Un paseo por la naturaleza, historia y arte mundial: los 3 museos de Londres que no te debes perder

Londres ofrece una gran cantidad y variedad de museos, todos ellos tienen algo especial. Estoy segura de que encontrarás alguno que se ajuste a tus gustos. Muchos de ellos son gratuitos porque hace varias décadas el gobierno se propuso facilitar el acceso del pueblo a la cultura. Por ello, decidió dejar libre el acceso a los museos. En la actualidad, no solo los residentes pueden disfrutar de este beneficio, también pueden hacerlo los turistas.

A continuación, te cuento cuáles son, hasta el momento, los tres museos imprescindibles que he tenido la oportunidad de visitar viviendo en Londres.

NATIONAL GALLERY

La National Gallery es uno de los museos más importantes de Londres. Además, uno de los imprescindibles para los amantes del arte. No solo tiene una exposición permanente de gran importancia, sino que también acoge exposiciones temporales tan interesantes como la permanente.

Horario: De lunes a domingo de 10:00 a 18:00, con excepción del viernes que, como muchos de los museos de la ciudad, amplia su horario y cierra a las 21:00

Situación: es el edificio que preside Trafalgar Square. Las estaciones de metro más cercanas son Charing Cross y Leicester Square.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by National Gallery (@national_gallery) on

Es un museo bastante grande, puedes pasar una mañana entera deleitándote con las obras de arte que allí se alojan. Este puede ser un buen plan si el tiempo londinense te juega una pasada en tu visita o en tu día libre en el trabajo, pero si no es así, y no tienes mucho tiempo, te recomiendo que agilices la visita. Dirígete a las salas 41 y 43 donde está expuesta la colección impresionista del museo con obras como: Los Girasoles de Van Gogh y The Thames below Westmister de Claude Monet. Este último es uno de mis favoritos. Como su nombre indica representa uno de los emblemas de Londres: Las casas del Parlamento. Monet estuvo varias veces en la ciudad y decía que el encanto de esta, para él, residía en la niebla de invierno puesto que difuminaba los límites de los edificios. Por ello, los tonos de toda la pintura son tan similares.

Bajo mi punto de vista, el tamaño de estas salas es reducido para las obras que alojan. Además, son las más concurridas del edificio. Las cámaras no están prohibidas en la galería y por ello te encontrarás con muchos turistas realizando vanas fotografías y videos de las obras de arte. Estos pueden llegar a ser muy molestos. Te recomiendo que te tomes tu tiempo y te armes de paciencia para disfrutar del momento.

TATE MODERN

Es uno de los museos más famosos de Arte Moderno y Contemporáneo internacional. Está alojado en un antiguo edificio industrial, en concreto en una antigua central eléctrica, lo que de por sí ya tiene su encanto.

Horario: De domingo a jueves de 10:00 a 18:00, los viernes y sábados de 10:00 a 22:00.

Situación: Las estaciones de metro más cercanas son Southwark y Blackfriars. El edificio se ubica enfrente de St Paul’s Cathedral, el Millennium Bridge conecta ambos espacios. Te recomiendo que, si tienes posibilidad, viajes en la Central Line hasta la estación de St Paul’s, dejes a tus espaldas la catedral y cruces dicho puente. Es mi puente favorito, las vistas son excepcionales y es un puente que esconde más de una sorpresa agradable, te lo contaré en próximos artículos.

Volviendo al museo, te recomiendo que programes la visita un viernes puesto que el horario es más amplio. Para otros museos esto no es realmente significativo, pero en el Tate Modern merece la pena. Si no eres un gran admirador del arte moderno y contemporáneo o no acabas de entender su interpretación no es necesaria más de una hora y media para la visita. Si quieres ver alguna obra concreta, comprueba primero en la página web que esté en exposición; evitarás sorpresas inesperadas. Si no tienes ninguna preferencia, pasea por sus pasillos sin un rumbo fijo y detente en las obras que capten la atención de tus sentidos. Como admiradora de la obra del impresionista Claude Monet te recomiendo que visites Nenúfares; normalmente, se encuentra en la sala 10 del tercer piso del museo.

Calcula el tiempo que quieres pasar en el museo para poder estar libre al atardecer. Busca los ascensores y accede al nivel 10, dónde se encuentra una terraza con vistas panorámicas de toda la ciudad. Este es uno de los miradores gratuitos de Londres y lo mejor es que no tiene límite de tiempo. Tómate, como hice yo, todo el tiempo necesario para disfrutar de un bonito atardecer en la ciudad con vista de pájaro. Un plan recomendable 100%.

MUSEO DE HISTORIA NATURAL

A diferencia de los anteriores su colección no es de arte, aunque el edificio que la acoge si es toda una obra de arte arquitectónica. Lo mejor de este museo es que es especialmente interesante para todos los públicos.

Horario: Todos los días de 10:00 a 17:50

Situación: La estación más cercana es South Kensington, en ella se concentran las líneas: District, Piccadilly y Circle.

El museo tiene tres entradas, una de ellas solo permanece abierta durante los periodos de mayor afluencia de público. Te recomiendo que utilices la entrada principal, no suele estar muy concurrida y la primera imagen que verás del museo será fascinante. Antes de entrar en el museo, echa un ojo a la arquitectura del edificio y fíjate en las pequeñas esculturas que lo decoran, son muy curiosas.

Posee varias colecciones, la más interesante, a mi parecer, es la de Paleontología. El museo es muy popular gracias a su colección de huesos, en el vestíbulo central hasta hace poco se exhibía un diplodocus enorme. Ahora, podrás encontrar el esqueleto de una ballena azul, también impresionante. La sala donde se encuentran los dinosaurios tiene una ambientación oscura y, para mi gusto, las dimensiones son un poco reducidas. Puede que yo eligiera mal día para la visita y fuéramos demasiadas personas en la sala.

Visita además la colección de Mineralogía. Suele estar menos concurrida que la anterior y tiene unos ventanales enormes por los que, con un poco de suerte, verás los rayos del sol pasar y podrás disfrutar del brillo de los miles de minerales que alberga la colección. En mi última visita dejé algunas salas pendientes, ¡ya estoy deseando volver!

 

Estos son mis tres museos gratuitos favoritos hasta el momento. Por supuesto, otro de los imprescindibles es el British Museum. Este me pareció demasiado abrumador durante mi visita y por eso no lo incluyo en este artículo. Aun así, tengo muchas ganas de volver, organizarlo todo de otra manera y contaros cómo va. Además, tengo altas expectativas en el Victoria & Albert Museum que visitaré a la vuelta de Navidad. Por supuesto, os contaré mi experiencia. Te animo a que nos cuentes tus visitas a los museos en los comentarios. ¿Cuáles son tus favoritos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *