Aprender inglés con el Metodo Callan;¿funciona?

Al mismo tiempo que ha ido incrementando nuestra necesidad de aprender inglés para buscarnos la vida en el extranjero, también han ido apareciendo nuevos métodos con los que conseguir nuestro objetivo. “El inglés con mil palabras” o el “Método Vaughan” son algunos ejemplos muy conocidos a los que hacer referencia.

Últimamente estamos escuchando hablar mucho sobre un método para aprender una de las lenguas más importantes mundialmente. Es conocido como el “Método Callan”, fue creado en 1956 por el profesor Robin Callan y actualmente está extendido en más de 25 países. Os vamos a contar algunos detalles del mismo para que tengáis un poco más claras vuestras posibilidades a la hora de aprender inglés.

El “Método Callan” se basa casi esencialmente en la práctica oral del idioma atendiendo a dos principios fundamentales: “El único modo de adquirir confianza y soltura en un idioma es practicándolo” y “La manera más eficaz de memorizar a largo plazo es la repetición”. Estos dos principios se unen creando la interactividad entre profesor y alumno en un “diálogo guiado” bajo la forma de “pregunta y respuesta”. El profesor explica el significado de cada palabra nueva e inmediatamente ésta viene inserta en una serie de preguntas. Los alumnos han de contestar con una frase completa, de modo que puedan asimilar el nuevo vocabulario y utilizarlo en el contexto de una construcción “sin traducir”.

Este aprendizaje oral permite que el nuevo vocabulario se fije en la memoria tal y como se pronuncia, evitando que la referencia escrita lleve a la confusión de pronunciar como se lee.

El segundo paso de este método consiste en la repetición de los conceptos estudiados para que el alumno asimile los conceptos con seguridad y conseguir mayor soltura y espontaneidad. Una vez asimilados estos conceptos de forma oral los alumnos pueden pasar a la lectura sin riesgo de confusión en la pronunciación, completando el proceso de aprendizaje a través de dictados corregidos por el propio alumno para verificar sus errores.

Otro aspecto importante del Método Callan es la “velocidad”. Son los alumnos los que se adaptan a la velocidad natural del profesor y no al revés. Los profesores se van cambiando a menudo para que los alumnos se habitúen a tonos de voces y acentos distintos y además se va aumentando la velocidad de la conversación gradualmente para asimilarla al inglés “de calle”. Si no estás seguro de cuál es tu nivel de inglés o de si este método se adapta a tus necesidades no te preocupes, el “Método Callan” tiene siete niveles de dificultad que van desde el más elemental hasta el más avanzado (sin llegar a ser nativo) a los que puedes acceder mediante una prueba de nivel oral previa para saber tu nivel de inglés.

Puedes contratar tu curso de inglés con el Método Callan con nuestros amigos de LondonEazy!!


Esperanza Roales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *