York, una visita obligada a una ciudad histórica

Hace unos meses un grupo escuché hablar a un grupo de amigos acerca de la ciudad de York, y me entró curiosidad. El caso es que muchos habréis escuchado alguna vez su nombre, otros muchos no. York es una ciudad situada al nordeste de Inglaterra, y a unas dos horas en tren de Londres. Una ciudad con historia que conserva unos restos históricos increíblemente reveladores. Caminar por sus calles te hace transportarte a otra época. York es una ciudad que nació con el nombre de Eboracum de la mano del Imperio Romano en Britania. Más tarde su nombre cambió a Jorvik debido a la invasión Vikinga. Dicho esto, podéis haceros una idea del encanto histórico que esta ciudad alberga. Además, las murallas que siguen en pie en el mismo lugar en que se construyeron, hace de York una visita obligada.

York

Uno de los atractivos turísticos como no podía ser de otra manera es la catedral de York o más conocida como York Minster, que está considerada como la segunda catedral gótica más grande del norte de Europa. Toda una maravilla para aquellos apasionados por la arquitectura. Dos aspectos muy destacables de esta maravilla son: la cantidad de ventanales que dan una increíble luminosidad al interior, y es que hay más de 100, y las preciosas vidrieras, cada una con su historia.

York

El Jorvik Viking Centre, situado en el centro de esta ciudad, es sin lugar a dudas una parada obligatoria donde podrás disfrutar de una gran cantidad de pequeños tesoros de la “Era Vikinga”. Encontrarás elementos como armas, ropas, utensilios del día a día o historias que te harán imaginar como era la vida en York durante la ocupación vikinga. El museo está abierto a visitas entre las 10am y las 4pm y una entrada para un adulto se puede conseguir a partir de 11 libras.

York

York

York

El museo nacional de ferrocarril o mejor conocido como National Railway Museum es también uno de los atractivos turísticos que más triunfa en la ciudad. Es el museo de ferrocarril más grande en Reino Unido, lleno de vagones y locomotoras que realmente son un regalo para aquellos a los que nos gusta saber más sobre la historia y la evolución del mundo. Un dato importante es que aquí no gastarás ni una libra, ya que  la entrada es gratuita.

York

La peculiar forma circular de la torre de Clifford  y las vistas que se consiguen desde allí arriba son una delicatesen para todo turista que se precie. Esta torre fue nombrada patrimonio de la humanidad en el año 1954.

York

Esta ciudad no sólo se alimenta de edificios con gran historia en su interior, sino que además para que todo aquel que pise sus tierras quede totalmente encandilado de ellas, dos ríos fluyen a su alrededor, el río Ouse, que atraviesa la ciudad por su casco histórico y el río Foss. Pasear por sus entrañas y dejarte llevar por la curiosidad te llevará a conocer más este  maravilloso pedacito de Inglaterra.

Puente en York

 

Este post es obra original de María Mora

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *