¿Cómo usar el transporte público en Londres?: ahorrar y manejarse de manera fácil

Vengas a Londres por trabajo o por placer saber como moverse por la inmensa ciudad hará que ahorres tiempo y dinero. Desde 1863, año en el que entró en funcionamiento el metro de Londres, la red de transporte público de la ciudad es una de las más complejas del mundo. Actualmente el metro de Londres cuenta con 274 estaciones, número que continua en aumento. A su extensa línea de underground debemos añadirle los servicios de DLR (Docklands Light Railway) y de Overground, así como sus casi 400 líneas de autobuses. Este gran número de transportes públicos está puesto a tu servicio; para utilizarlo solo necesitas una tarjeta contacless o una de las famosas tarjetas azules que casi todo el mundo posee: Oyster Card.

El precio del transporte en Londres depende de varios factores; el más importante es el medio de transporte que elijas.

  • Autobuses: El precio de los autobuses es siempre el mismo: £1.50. Si tienes que coger dos o más autobuses diferentes y lo haces en menos de una hora el precio será el mismo: £1.50.
  • Metro, Overground y DLR: el precio de estos varia dependiendo de la hora a la que realices el trayecto y las zonas que recorras. Por una parte, En la ciudad de Londres se establecen dos periodos diarios de alta afluencia de viajeros, son los llamados Peak y abarcan de lunes a viernes de 06:30 a 09:30 y de 16:00 a 19:00. En estos periodos no solo el precio es mayor, sino que no puedes viajar con tu bicicleta. Por otra parte, no será el mismo precio si te mueves en la zona uno que si lo haces en las demás.

Lo más cómodo para abonar el viaje es una tarjeta de contacless o una Oyster Card. ¿Qué es la Oyster Card? La Oyster card es una tarjeta de prepago que puede ser utilizada en todos los medios de transporte de la ciudad. Puedes conseguirla en cualquier estación de metro o en cualquiera de los puntos recarga (las tiendas que funcionan como puntos de recarga suelen indicarlo con una oyster enorme en sus escaparates). Su coste inicial es de £5, dinero que te devolverán si al final de tu estancia devuelves la tarjeta. De esta manera, cada vez que viajes tendrás que pasarla al entrar y, en ocasiones, al salir por los lectores dispuestos en las estaciones de trenes y metros y en la cabina de los autobuses.

Una vez adquirida podrás recargarla con el saldo que desees. Además, en la misma tarjeta podrás asociar distintas formas de pago. Si no realizas ningún cambio la oyster pagará cada uno de tus trayectos al ritmo que los realices. Además, puedes asociar a tu Oyster una Travelcard. Las Travelcards son abonos de transporte, se pagan por adelantado y te permiten viajar de manera ilimitada durante su validez. Si realizas la compra en las máquinas de las estaciones la duración puede ser de: un día, una semana, un mes y un año; en cambio, si lo haces online, puedes seleccionar el periodo de tiempo que desees. Por último, si solo realizas viajes en autobús es más económico asociar a la Oyster un “bonobus”. Este último funciona de la misma manera que la travelcard, pero solo te permite viajar en autobús, si escoges otro medio de transporte el viaje se descontará del saldo de tu Oyster.

Como hemos dicho el precio del metro, DLR y Overground depende, sobre todo, de las zonas dónde te muevas. Para saber si es rentable adquirir una travelcard o un bonobus debes hacer cuentas teniendo en cuenta la zona dónde te moverás de manera habitual, el número de viajes semanales que realices y el medio de transporte que utilices: metro/autobús. Calcula el precio de tus viajes antes de realizarlos.

Por último, una vez que hayas adquirido tu Oyster o hayas decidido utilizar tu tarjeta contacless (nunca pagues en efectivo, el precio aumenta considerablemente), lo que necesitas es una buena aplicación para tu Smartphone. Son muchas las App que te facilitan la información de las rutas y el tiempo que tardará en llegar el autobuses o el metro. Google Maps, que suele ir instalada por defecto en los móviles, no funciona mal a la hora de ver que ruta es la que más te conviene. La propia red de transporte londinense tiene una donde puedes comprobar cuando llegará el próximo autobús, que líneas de metro no están activas o que paradas cerradas, entre otro tipo de información. Si no sabes llegar a tu destino, no te recomiendo esta última. Bajo mi punto de vista, una de las que mejor funcionan en cuanto a precisión y rapidez es City Mappers; esta App te indica los trayectos que puedes escoger y el tiempo que te llevará (como Google Maps), pero además indica su precio, la densidad de tráfico e incluso el mejor vagón para encontrar asiento dependiendo de la estación de metro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *