Camden: un barrio cultural a todo color en Londres

Tanto en las grandes ciudades como en los pequeños pueblos, los mercadillos son todo un atractivo turístico, y en Londres no iba a ser menos. Algunos de los más conocidos son el mercado de Portobello, el Covent Garden y por supuesto, Camden Town. Todos ellos con un encanto especial que os atrapará a la vez que os fascinará. En el artículo de esta semana, nuestro principal protagonista va a ser el que para mí es el mercado más alternativo y curioso que he visitado hasta la fecha, y sus alrededores: Camden Town Market.

Parada de metro en Camden, Londres

Para llegar hasta él en metro, sólo tendrás que coger la Northern line o línea negra hacia Edgware Station y bajarte en Camden Town. Está ubicado en zona 2 por lo que el tiempo de trayecto no es muy extenso.

Nada más salir de la estación, os daréis cuenta de que el ambiente es distinto, es una de las zonas con más colorido de toda la ciudad. Por lo que en un día gris, pasear por esas calles tan peculiares es como dar un buen empujón a tu ánimo. Una de las cosas que más llama la atención es las fachadas de los edificios, la mayoría de ellos son establecimientos para turistas donde se pueden comprar souvenirs. Un ejemplo de lo inusual del barrio es la foto que veis a continuación: fachadas con figuras en relieve que le dan un sello propio y distintivo a sus calles.

Colorido por las calles de Camden, Londres

Paso a paso, irás adentrándote en lo que es realmente el mercado y verás cómo el olor a comida inunda las calles. Puestos de comida mexicana, comida hindú o incluso comida española son solo ejemplos de lo que allí encontrarás. Comer en sus calles es toda una experiencia. Además de souvernirs y comida, verás que hay una zona dedicada a la  artesanía.

Si pronunciamos el nombre de Camden no podemos evitar que de repente aparezca ligado a él, la gran Amy Winehouse. Amy residía en este barrio y en mitad del mercado se haya una escultura de su persona que recuerda que su voz sigue viva.

Estatua de Amy en Camden, Londres

No puedo acabar este artículo sin recomendaros que visitéis la tienda Cyberdog. Encontraréis pocas tiendas como esa donde los dependientes van pintados, la música suena como en las discotecas y los productos que allí se venden son un hito a lo nuevo, a lo poco común. Eso sí, dentro está prohibido hacer cualquier foto o vídeo.

 

Este post es obra original de María Mora

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *