12 Experiencias vitales que sólo experimentarás en Londres

En Londres no hay dos días iguales aunque sí hay unas cuantas experiencias que todos hemos vivido alguna vez al llegar a esta ciudad. Si estás pensando en venir para quedarte, atención a estos 12 momentos trascendentales. Luego no digas que no te lo advertimos.

 

 

1. En Londres todo pasa extremadamente deprisa. El ritmo es frenético. Te adaptarás rápido a la vorágine y puede que hasta disfrutes de ella. Eso sí, acostumbrate a sentir que vas con prisa a todos lados, hasta cuando sólo bajes a la tienda de la esquina a comprar el pan.

2. Llegará ese día en el que te dejes la Oyster en casa. Será doloroso. Muy doloroso.

oyster

3. Te convertirás en un experto culinario; los platos típicos de Tailandia, China, India, Grecia,Rumania, Ghana o hasta de Honolulu estarán presentes en tu menú diario.

4. Sin embargo, cuando te pregunten por la gastronomía inglesa un aterrador silencio se apoderará de  tu ser  (…) “ fish and chips” ¿no?

5. Te seguirás perdiendo, da igual el tiempo que lleves aquí, pero en el fondo no te importará porque que cada día descubrirás algo nuevo. “Anda, mira, un templo hindú”.

55983c6c6b6ebb72637456f8_codandchips

6. Eso sí, serás un guía acreditado y harás todo lo posible para enseñar cada rincón a esos visitantes express con un margen de maniobra -de-6-de-la -mañana-del sábado-a-12 -de -la-noche-del domingo patrocinado por Ryanair.

7. Tendrás amigos, colegas o compañeros de trabajo de todo el mundo. Simplemente por estadística. Londres acoge personas de 270 nacionalidades y se hablan 300 idiomas. Igual hasta da la casualidad de que conoces algún inglés.

8. Llorarás en un musical. Una lagrimilla tonta cae. Y no necesariamente con El Fantasma de la Ópera o los Miserables. Incluso si vas a ver Matilda. Aunque sea por la mala leche de la Transbull.

9. El adjetivo “aburrido” desaparece de un plumazo de tu vocabulario. Podrás visitar un museo distinto cada día durante 170 días. Si te queda tiempo, también tienes una variedad de 17.000 conciertos diferentes al año.

10. Al principio pasarás más tiempo localizando buses nocturnos que en el pub bebiendo pintas.”¡Vuelves a las 4! Buena noche, eh? Sí, uf! “too much, dude!” (sólo tú sabes que a la una dejaste el bar y empezaste tu expedición de vuelta a casa).

see-london-by-night-open-top-bus-tour-boxing-day-8-pm_big-18783

11. A la hora de buscar piso desarrollarás un sexto sentido para detectar todo tipo de antros, estafas o chapuzas. Serás una especie de Chicote del Real Estate.Vas a ver de todo. Resiste. No desvanezcas. Cuando menos te lo esperes la ansiado “habitación medio decente” llegará.

12. Da igual lo que te quejes o que mantengas esa relación amor-odio con esta ciudad. Cuando te vas ya estás deseando volver y subirte a esta montaña rusa. Como decía Samuel Johnson, “cuando se está cansado de Londres, se está cansado de la vida; en Londres está todo lo que la vida puede ofrecer””.

 

Este post es obra original de Cristina Belda.

Cristina Belda

Periodista y a tiempo parcial indeterminado se dedica a descubrir esas pequeños placeres que #Londres le ofrece. Mantiene una relación amor-odio con la ciudad, de esas que van desde la euforia al sinsabor. Aunque siempre le acaba ganando la euforia. Encuéntrala en Twitter @belda_font 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *